Crónica de la VI Jornada Ambiental de la Vía Verde del Maigmó

Llega la hora de equiparse y dirigirse hacia el parque. Uno de los mejores momentos del día, el entreno y nuestra dosis diaria de carrera y “charraeta” mientras dejamos que los de delante dirijan al banco de corredores.

Uno de los comentarios es el de que carreras y trotadas están próximas, y todos tenemos en mente la de la Vía Verde del Maigmó. Ya son varios años en los que muchos corredores del pueblo nos dirigimos a Agost a correr esta media gratuita patrocinada por la Dipu, pero hay que estar alerta porque las plazas “vuelan”. La inscripción es por internet, así que mediante las redes sociales nos vamos ayudando con la inscripcción.

El domingo a las 8 nos encontramos en el lugar de costumbre y compartimos coches para la carrera. Este año hay debutantes: Ana, Mari Carmen, Fidel, Paco, Pepe,  Fátima y Flores, que de tanto escucharnos hablar de esta no se la han querido perder. Los mas valientes optaron por la Penyagolosa, para quitarse el sombrero.

A las 9:00 los senderistas inician la bajada mientras los corredores recogemos el dorsal y nos “acicalamos” en el maletero del coche. A las 9:30  varios autobuses nos suben al punto de salida, cerca de Tibi. La salida se da con retraso, pero entre estiramientos, risas y bromas es lo que menos importaba. Cada uno está en su sitio: Flores con la élite, Fátima, Inma y Pepe con la mente en el ritmo. Detrás quedamos Ana, Fidel, José Manuel, Mari Carmen, Paco y Juani con ganas de empezar a tirar. ¡Bocinazo y a correr!

Desde el principio la pendiente negativa invita a poner un ritmo alegre. Casi todo el recorrido es en pista de tierra, una antigua vía de ferrocarril reconvertida a vía verde para disfrutar de la naturaleza. Esta ruta es muy frecuentada por caminantes, ciclistas y jinetes a caballo, y con razón.

Corremos entre desmontes de roca, salvamos profundos barrancos gracias a grandes viaductos, atravesamos montañas por oscuros túneles, y todo mientras hacemos lo que mas nos gusta. A los pocos kilómetros empezamos a ver Agost, Alicante y el mar al fondo. Quedan kilómetros y hay que dosificar. Aprovechamos los avituallamientos con agua, isotónicos, naranjas, plátanos y dátiles. Da gusto ver cómo el suelo está limpio de vasos, la concienciación y el civismo en la montaña es muy distinta al resto de carreras.

Desde el km15 las piernas notan que la pendiente ya no es tan pronunciada. De otros años ya sabemos que en el 19 cambia la pendiente y hay una subida, por lo que mejor si nos hemos guardado un poquito de energía. Algunos que no lo sabían tienen que parar y andar, otros aguantan desconcertados por el erróneo marcaje de los kilómetros (no me explico como todos los años lo hacen mal). A la entrada a Agost, la policía deja paso a los corredores para la llegada a meta. ¡La meta!

Abrazos, felicitaciones a los campeones y sorpresa cuando llega la entrega de premios. El próximo año, si Dios quiere y nuestra mujer nos deja, volveremos.

Resultados del club:

Flores 5º en la general y 3º en su categoría veterano A

Inma 3º en su categoría

Juani 2º en su categoría máster femenino

Club Marathon 2º en equipos

Autor: Adrián Riquelme

Información de interés:

info de la carrera http://www.15cumbres.com

clasificaciones http://www.conxip.com/result.php?IdEvento=190

recorrido en google earth http://connect.garmin.com/proxy/activity-service-1.0/kml/activity/85752360?full=true

Comments are closed.